martes, 25 de abril de 2017

Livia "de cuerpo entero"

Foto del Museo de Cádiz
 
El Museo Provincial de Cádiz nos ha dado una gran alegría esta mañana. Se ha presentado en la sala de escultura romana la (re)incorporación del busto de Livia en una escultura togada.
 
En 1960 fue hallado el busto de Livia (ver aquí) en las excavaciones realizadas en el Castillo de Medina Sidonia para hacer los depósitos de agua. Junto a este busto aparecieron dos retratos imperiales más: el de Germánico (ver aquí) y el de Druso Minor (aquí), además de varios trozos de mármol y un cuerpo de mujer casi entero, todo ello datado en torno a los años 14-37 de nuestra era.
 
El año pasado, dos investigadores localizaron en los almacenes del Museo esa escultura de cuerpo de mujer. Se dieron cuenta de que tanto el tamaño del mismo y la tipología en la que está realizada puede corresponder con el modo iconográfico de representar a Livia y comprueban que el busto encaja perfectamente en el cuerpo.
 
Foto del Museo de Cádiz
 
Tras un trabajo de conservación, logran encajar el busto y unir de forma permanente la cabeza con el tronco para, a partir de ahora, lucir así en la sala del Museo de Cádiz. Se da la circunstancia de que el cuerpo conserva restos de la policromía original (restos azules y dorados) gracias a que permaneciera la escultura 57 años en los almacenes, preservada de la luz solar.
 
Foto del Museo de Cádiz
 
Nos alegramos enormemente del hallazgo, que sirve claramente para ilustrar la importancia que tuvo la antigua Colonia de Derecho romano Asido Caesarina Augusta.


lunes, 24 de abril de 2017

Trabajo para los asidonenses

"Para hacer frente á la aguda crisis obrera de Medina Sidonia se ha acordado admitir 500 obreros en las obras del pantano de Guadalcacín, medida que resolverá en parte el conflicto".

Publicado en La Vanguardia el 24 de abril de 1913.

sábado, 1 de abril de 2017

La obra del mes: Virgen de la Antigua


Una pintura de grandes proporciones nos ocupa este mes de abril. Se trata de una representación de la Virgen de la Antigua, inserto en el retablo del mismo nombre. Fechado a mitad del siglo XVIII, este óleo fue pintado por el onubense Juan Ruiz Soriano, pintor barroco discípulo de Alonso Miguel Tovar y seguidor del estilo murillesco.

Representa a la advocación de la Virgen de la Antigua, cuya primera representación la encontramos en la Catedral de Sevilla, y que sirvió como modelo para las posteriores representaciones. Así, la encontramos en otros lienzos en Sevilla (Virgen de Rocamador), en el monasterio de San Isidoro del Campo (vinculado al ducado de Medina Sidonia), o en poblaciones americanas como México o Panamá.

Bajo un dosel rojo con amplio cortinaje, y coronada por ángeles, la figura de María aparece de pie portando al Niño Jesús en un brazo, mientras sostiene con la mano una rosa. El color dorado predomina en el cuadro, sobre todo en el traje de los dos personajes. Varias filacterias con leyendas escritas rodean la escena.

Centenario de la muerte de Thebussem

Hoy se cumplen cien años de la muerte del insigne asidonense Mariano Pardo de Figueroa. Nos queda todo un año por delante para homenajear...